• José Angulo

La EYACULACIÓN desde el TANTRA y el TAO (I): algunos mitos


En este primer artículo, me voy a centrar en uno de los principales mitos acerca de este tema cuando se aborda desde el Tantra o el Tao, a saber: en su práctica sexual el hombre NO DEBE EYACULAR.

Para muchos hombres bienintencionados que desean mejorar su sexualidad, que les llegue esta falsa información sobre todo cuando se deciden a dar sus primeros pasos en estas valiosas enseñanzas y prácticas no ayuda sino a añadir una carga de exigencia que además no es propia del Tantra ni del Tao por definición. Esto es algo que he podido constatar en otros hombres y en mi mismo, y ya de por sí existe suficiente desconfianza e incredulidad en primer lugar por parte del propio hombre en sus verdaderas capacidades sexuales.

Para empezar, habría que matizar que si bien es totalmente cierto que se recomienda no eyacular (esto es más manifiesto en las enseñanzas taoístas), o mejor dicho minimizar las eyaculaciones, éstas no sólo se pueden realizar, sino que también hay momentos puntuales en los que servirá de ayuda para poder autorregularnos energéticamente, es más, en mi opinión es un poderoso método de autorregulación energética para el hombre.

Qué quiero decir con esto?

Que en momentos o situaciones en las que el hombre experimente algún tipo de sobrecarga energética importante, la eyaculación puede ayudar a liberar esta sobrecarga e incluso contribuir también a liberar ciertos bloqueos energéticos (dolores, tensiones, malestar físico...).

Sobrecargas producidas generalmente por:

- Exceso de ansiedad

- Sentimientos de rabia o irritabilidad continuada (muy en relación con la anterior)

- Desequilibrios en la alimentación ( por ejemplo, demasiada proteína animal puede inducir a la sobrecarga de energía sexual)

- En las prácticas sexuales tántricas y taoístas a veces puede suceder que no re-circulemos, elevemos o expandamos suficiente o adecuadamente la energía sexual y se de un estancamiento, bloqueo o sobrecarga, en estos casos de hecho, la eyaculación puede resultar muy beneficiosa.

- O simplemente que pase un tiempo considerable desde la última vez que se eyacula, para esto no existen medidas objetivas, se ha de sentir subjetivamente una auténtica necesidad.

Más allá de esto, es muy cierto que no es nada conveniente desparramar nuestro semen sin más, y voy a tratar de resumir por qué: (en futuros artículos acerca de la eyaculación algunos de estos puntos podrán ser objeto de profundización)

- En primer lugar, porque el semen es fuente de un tremendo y valioso poder energético para el hombre, los taoístas estudiaron muy a fondo la cantidad de energía concentrada sólo en 1 gramo, y no hay nada comparable. Por establecer un paralelismo ocurre lo mismo con la mujer en sus pérdidas de sangre durante la menstruación.

- De manera equivocada hemos asociado y llegado a identificar como lo mismo al orgasmo y la eyaculación. Es un hecho probado que el hombre puede tener orgasmos sin necesidad de eyacular, y estos orgasmos "secos" a la larga, es decir, después de un tiempo de entrenamiento y habituación son tan placenteros o más incluso que los eyaculatorios. Por tanto, en lo que se refiere al placer el hombre no pierde nada por no eyacular, y sin embargo sí que puede ganar mucho en este sentido además de preservar y aumentar sus niveles de energía.

- Eyacular con frecuencia realmente se puede convertir en una adicción, y como tal en una obsesión, con las correspondientes consecuencias negativas de cualquier adicción/obsesión, aunque en este caso hay que añadir que la pérdida importante de energía tiene unas consecuencias muy particulares en el hombre.

- Asimismo en la relación sexual con su compañer@ se arriesga a perderse todo el recorrido amoroso y placentero tan lleno de ricos instantes y matices por obcecarse en esta "meta", y lo que es peor el verdadero contacto con su amante. Tod@s conocemos de sobra la triste imagen del hombre que eyacula antes de tiempo y la manera en la que acaba desconectándose.

Se podría decir a modo de conclusión que podemos sustituir aquello de que el hombre NO DEBE EYACULAR por la de que el hombre NECESITA EYACULAR de manera CONSCIENTE.

Esto es lo que a mi modo de ver marca toda la diferencia, y lo que aunque parezca duro, nos distingue en este acto de cualquier otro animal mamífero. Puede de hecho transformarse entonces en un acto inteligente, sabio y por qué no, también amoroso, contigo y con el otro.

#sexualidad #pareja

7 vistas
Contacto

​Tel y whatsApp: +34 686 042 954

magodeterramar67@gmail.com​

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
PSICOLOGÍA Y MUJER

2020 CREETE Y CREATE por José Angulo

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now